Cómo usar un traductor y obtener resultados gramaticalmente correctos

Respuesta rápida

Si bien los traductores automáticos no son siempre precisos y, por supuesto, no reemplazan el hecho de aprender un idioma, pueden ser muy útiles para sacarte de un apuro. Ya sea que estés de viaje o que necesites pedir indicaciones o pedir de comer en un restaurante, puedes obtener resultados gramaticalmente correctos con un traductor de la siguiente manera:

  • simplificando tus oraciones
  • dando contexto
  • usando gramática y puntuación correctas
  • revisando tus traducciones

Los traductores automáticos no deben reemplazar un diccionario bilingüe

Cuando necesitas traducir una sola palabra, es mejor evitar los traductores automáticos y optar por un diccionario como SpanishDict.com. Los traductores automáticos no sabrán qué categoría gramatical estás intentando traducir. Por ejemplo, la palabra advancese puede usar como sustantivo, verbo o adjetivo. Además, los traductores automáticos no toman en cuenta las diferencias regionales.

Simplificando la gramática y el vocabulario

Cuando usas un traductor automático, es importante mantener el texto tan sencillo como sea posible. Entre más abstracto sea el texto, más errores encontrarás. Debes evitar las expresiones idiomáticas, usar gramática básica y palabras que no tengan varios significados. En otras palabras, simplifica tu oración tanto como puedas antes de escribirla en el traductor.

Dando el contexto necesario

Siempre debes recordar que los traductores automáticos no están familiarizados con el contexto del mundo real. No saben cosas como con quién estamos hablando o en qué tipo de situación nos encontramos, a menos que las especifiquemos. Si escribes una pregunta en un traductor automático, es probable que obtengas una traducción que use la forma singular informal del verbo. Pero, ¿qué pasa si estás hablando con alguien formalmente o con un grupo de personas? Solo agrega contexto y será más probable que obtengas una traducción correcta. Por ejemplo, en vez de escribir Can you give me directions? (¿Me puede decir cómo llegar?), intenta Can you give me directions, sir? (¿Me puede decir cómo llegar, señor?) Agregar esta sencilla palabra puede ser suficiente para generar una traducción más adecuada para cuando te diriges a alguien que no conoces. Las traducciones automáticas siempre deben considerarse un borrador aproximado que potencialmente tendrás que modificar para asegurarte de que tenga sentido en el contexto real en el que el texto se aplica.

Usando la gramática y puntuación correctas

Dicho de manera simple, si el texto original tiene gramática y puntuación incorrectas, es probable que la traducción también las tenga.

Revisando tus traducciones

Cuando uses traductores automáticos, no debes suponer que la traducción que obtengas sea la correcta. Volver a revisar la traducción es un gran hábito que debes adoptar. Puedes revisar la exactitud dividiendo la oración en partes y verificando el vocabulario y la gramática con otras fuentes. Además de corregir la gramática y el vocabulario, debes asegurarte de que la traducción tenga sentido. Como ya mencionamos, las traducciones automáticas siempre deben considerarse solamente un borrador aproximado.

Añadiendo un toque humano

Los traductores automáticos son útiles, pero no pueden reemplazar a los traductores humanos. Si estás usando un traductor automático para comunicarte, intenta agregar un toque personal. Digamos que estás publicando en el muro de Facebook de tus amigos chilenos. Investiga un poco sobre frases comunes o jerga chilena e intenta incorporarlas.

No todos los traductores son iguales

Algunos traductores son mejores que otros. Investiga, especialmente si estás usando un traductor con fines comerciales o de negocios. Cuando tengas que traducir documentos serios, como registros médicos o documentación legal, un servicio de traducción profesional sería la mejor opción.